Pilar Bellosillo

LA VIDA DE PILAR BELLOSILLO

22 de diciembre de 1913

Nace Pilar Bellosillo García-Verde en Madrid

De familia profundamente cristiana, era la segunda de ocho hermanos y recordaba los encuentros familiares en la casa de los abuelos en Derroñadas (Soria), donde la compañía familiar y el encuentro con la naturaleza marcaron su vida. En este ambiente también maduró su Fe Cristiana, de la que da testimonio con su vida en innumerables escritos.

Estudios universitarios

Cursó la carrera de Magisterio en la Academia Veritas de la Institución Teresiana (1931-1935). Allí conoció al padre Poveda. Recibió una formación humana y cristiana que fue decisiva en su vida.

También realizó estudios de Asistente Social en la Escuela de Formación Familiar y Social.

Inicios con Acción Católica

Comenzó a trabajar como voluntaria en la Academia para Obreras gestionada por la Acción Católica. En el año 1938, en plena Guerra Civil, asistió en Zaragoza a un cursillo de dirigentes juveniles que podemos decir que decidió su destino, porque desde entonces se comprometió definitivamente con Acción Católica, donde ininterrumpidamente desempeñó cargos nacionales.

La familia se trasladó a Madrid donde Pilar vivió, a excepción de largas temporadas, en las que por sus obligaciones internacionales tuvo que residir en Paris o en Roma.

Comprometida con Acción Católica

Entró siendo muy joven en la Acción Católica: Nuestra Espiritualidad se inicia muy pronto alimentada por fuentes muy ricas: el Evangelio, los místicos castellanos, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz….

Pronto fue elegida Presidenta Nacional de las Jóvenes de A.C. (1940-1946) y posteriormente fue Presidenta Nacional de la rama de Mujeres de Acción Católica (1951-1963).

Durante sus presidencias se vivieron los años más activos y fructíferos de Acción Católica. Se rodeó de buenos equipos y en estos años se crearon los planes detallados a continuación:

  • Plan de Formación sobre la personalidad de la Mujer (1953-1957), para dar solución a la situación de la mujer. También pone en funcionamiento los Centros de Cultura Popular, cuya novedad y avance fue facilitar a las mujeres centros donde educarse y formarse para la vida social, cultural, cívica, política, además de la religiosa. Se pretendía dar una formación integral.

  • Otras de las grandes acciones que impulsó Pilar fue la llamada Semana Impacto, cursillo breve de formación social que renovó totalmente a las mujeres de A.C. (1958)

  • La tercera gran acción católica fue lanzar por primera vez la Campaña contra el Hambre, hoy Manos Unidas, lo que suponía una apuesta por el Tercer Mundo. Se realizaron las campañas con tal rigor, entrega y transparencia, que pronto tuvieron gran repercusión en la Sociedad Española (1960).

Estas tres acciones tuvieron repercusión en toda España.

Saber más arrow_right
Ver los planes destacados expand_more

Etapa internacional: Presidenta de la UMOFC

Desde su aportación y experiencia en España, Pilar Bellosillo pasa a la vida internacional cuando en 1961 es elegida presidenta de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), cargo que desempeñó hasta 1974. La UMOFC estaba formada en aquella época por treinta y seis millones de afiliadas, 36 millones de mujeres católicas de 61 países de los cinco continentes.

Por la libertad de las mujeres

Era un momento histórico caracterizado por el comienzo de la toma de conciencia de las mujeres acerca de su situación de marginación, de discriminación y muchas veces de exclusión. Pilar lo definía así:
Nosotras, las mujeres, somos las protagonistas de ese momento histórico, caracterizado por el despertar de la conciencia femenina en el mundo (1950-1970). Es el momento de nuestra “liberación”. Y para ello, ¡qué posibilidades tan providenciales nos proporciona la UMOFC! .

La UMOFC responde, con Pilar a la cabeza, a este reto, a este desafío. Ya en el postconcilio, en 1966, se lanzó una gran encuesta sobre “La libertad de la mujer en la familia, en la sociedad y en la Iglesia”, y se envió a todas las organizaciones miembros de la UMOFC para que fuera contestada por los 36 millones de mujeres católicas afiliadas.

Las contestaciones fueron de un gran valor representativo, por el elevado número de respuestas y por el pluralismo de las mismas: mujeres de todas las razas, de diferentes culturas y costumbres, y de diversas clases sociales y económicas. “Las respuestas - dice Pilar - revelaron realidades y situaciones sorprendentes”.

Estos hechos sensibilizaron fuertemente a la UMOFC y a partir de allí surgió un plan de acción orientado a hacer evolucionar estas situaciones inhumanas. Se iniciaron trabajos, coloquios, conferencias, investigaciones, reuniones de estudio, consultas a expertos, etc.

Como resultado de trabajos e investigaciones la UMOFC establece las líneas de fuerza de un feminismo humanista.

Saber más arrow_right

“La educación de las mujeres”

En 1970 elabora y estudia, en la Asamblea de Torhout (Bélgica), con todas las Organizaciones, un gran plan de educación como proceso de liberación con el tema LA EDUCACIÓN DE LAS MUJERES para los siguientes cuatro años, eligiendo para ello una metodología activa, participativa, que diera oportunidad a las mujeres a aportar sus propias ideas, su visión de los temas a estudiar y su propio criterio sobre los asuntos a tratar.

Trabajando contra la injusticia y la marginación

Otro compromiso que Pilar asumió personalmente e impulsó en la UMOFC fue el de ampliar sus objetivos y trabajar por los pueblos del Tercer Mundo, por los pueblos de subdesarrollo, del hambre, de la pobreza: pueblos que padecen injusticia, marginación y que son oprimidos por los poderosos.

Un paso importante fue la organización de la Asamblea Estatutaria y las Jornadas de Estudio del año 1974 por primera vez fuera de Europa para celebrarlas en Dar Es-Salaam (Tanzania), sobre el tema LA UMOFC, UN AGENTE PARA EL CAMBIO PARA UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA . En esta asamblea acudieron más de 500 mujeres africanas, lo que fue muy enriquecedor para ellas y tanto o más para las que procedíamos de la civilización occidental.

La siguiente Asamblea se celebró en Bangalore (India) en el año 1979 sobre MUJERES, JUSTICIA, EVANGELIZACIÓN . La madre Teresa de Calcuta estuvo presente y dio una conferencia en esta Asamblea.

Hasta 1974 en que dejó esta responsabilidad, Pilar dejó su huella, ayudada por otras mujeres, alguna de ellas españolas: aportó dinamismo, vitalidad y proyecto de cambio, exigidos en la época al servicio de las mujeres y de la UMOFC.

Auditora del Concilio Vaticano II

Siendo presidenta de la UMOFC, Pilar fue nombrada Auditora del Concilio Vaticano II por el Papa Pablo VI, junto con 22 mujeres más, para formar parte del grupo de Auditores. Entre ellas, Pilar fue la única laica española. Este hecho se producía por primera vez en la historia de la Iglesia. Pilar se incorporó a la Comisión Encargada de elaborar el esquema XIII de preparación de la Constitución Pastoral “Gaudium et spes” que sería la constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual.

Pilar Bellosillo cuenta cómo vivió el Concilio: «Lo viví “vitalmente”, me lancé a la aventura de seguir al Espíritu, de dejarme conducir por Él; plenamente convencida de que era “su hora” para la Iglesia, y para avanzar en el camino, era necesario profundizar. Eso lo tenía yo muy claro. Ya dentro de la intensa actividad conciliar pasé noches en vela y descubría cómo, “trabajada por el Espíritu”, se iba ordenando el caudal que recibíamos. Esto me exigía, a veces, el despojarme de algo para acoger lo “nuevo”. En ocasiones, era cuestión de ordenarlo con una nueva jerarquía de valores. El asombro de ir descubriendo la maravillosa claridad, coherencia de la obra de Dios, es indescriptible la luz, el gozo, el equilibrio, el orden, la paz y un amor renovado, son los frutos que va produciendo la verdad poseída. Era evidente que la Iglesia se veía cuestionada por un montón de interrogantes nuevos que se planteaban a la conciencia de los bautizados. Y dar las mismas respuestas no conducía a nada.»

Después de clausurado el Concilio, hubo un coloquio con cuatro auditoras. A cada una se le hizo una pregunta concreta. A Pilar le preguntaron cuál había sido la contribución de la mujer a las labores del Concilio. Pilar contestó que su mayor preocupación había sido la de evitar toda discriminación con respecto a la mujer.

2 de enero de 2003

Fallece Pilar Bellosillo en Madrid

LO QUE DEFINE A PILAR

Dice Pilar: “Todo lo que he vivido en la Iglesia ha constituido para mí una permanente fuente de riqueza. Descubro, siendo muy joven, que mi fe no es un privilegio para mí sola sino una gracia que debo compartir y si estoy en la Iglesia no es solo para beneficiarme de ella, sino para ponerme a su servicio”.

Pilar fue una mujer de Iglesia. Apóstol por compromiso. Una cristiana Laica por vocación. Profeta del Siglo XX.

Pilar nos ha dejado escrito el momento en que adquiere el compromiso de dedicarse al apostolado: “La Guerra Civil fue para cuantos la vivimos una experiencia muy dura, una vez termina había mucho que reconstruir; es el momento en que tomo el compromiso de dedicarme al apostolado. Compromiso que va a durar toda mi vida. Es el comienzo de mi aventura personal y apasionante que aún no se ha detenido”.

Pilar, desde joven, dedicó su vida y pasión apostólica a luchar por la promoción de la mujer, por su dignidad y sobre todo por su libertad. Su apostolado no es algo rutinario, superficial… Ella ama a los “otros” y así lo expresa: “Mi gran vocación se va dibujando progresivamente; será la de estar al servicio de los otros, al servicio de su realización como personas y como cristianos. Estar al servicio de los designios de Dios en el mundo… encargarse de la historia de la causa de Dios. He aquí la inaudita vocación del cristiano”.

Vivió su profunda fe, su entrega y fidelidad a la Iglesia y su amor a Jesucristo desde su condición de laica. Decía Pilar: “No se trataba de entrar en un Instituto religioso, no era esa mi vocación; sino de vivir mi bautismo, que es la “fuente” de esta vida maravillosa. Por el bautismo yo he entrado en la familia de Dios. No se puede añadir nada a esta “grandeza”. He entrado en su Iglesia. Poco a poco se irá “iluminando” esta vocación de “Cristiana laica”.

Pilar fue profeta porque inspirada por el Espíritu y Fortalecida por su fe transmitía el mensaje de Jesucristo y sus propias vivencias religiosas con espontaneidad y convicción. Profeta porque fue una mujer pionera, adelantada de su tiempo. Y fue profeta porque aportó a la Iglesia conversión, renovación y progreso, y quiso abrir ventanas para que entrara “aire fresco” como dijo Juan XXIII.

Dice Pilar “Tengo conciencia de haber hecho un largo camino, yendo siempre hacia adelante y puedo identificar a Jesucristo en mi propio “Éxodo” hacia la tierra de libertad, de dignidad y de justicia”.

Pilar fue una mujer muy avanzada en su tiempo. A lo largo de su vida participó activamente en la construcción de un mundo mejor, en la promoción de la mujer y en la renovación de la Iglesia. Fue motor de cambio y de progreso en la sociedad y en la Iglesia, un modelo a imitar y un ejemplo a seguir.

Contacta con nosotros

O envíanos un email abellosillopilar@gmail.com

Español / English / Français